Coronavirus, desempleo y hostelería

Con la llegada de la crisis del coronavirus la fundación se está adaptando y colaborando con la sociedad en temas que afectan a la salud desde le punto de vista socio-laboral que no deja de ser otro fleco particular de  la salud medioambiental.

Desde mediados de marzo, para frenar el desempleo y poner en valor el campo asturiano, habíamos elaborado y comunicado a la Administración algunas propuestas para mejorar la situación:  http://www.fundacioncmg.com/rescatar-lo-rural/ .

Respecto del paro que procede de la hostelería, se podría recuperar parcialmente.  El proceso es muy dinámico dependiendo de las medidas sanitarias. Hay diversas entidades involucradas pidiendo cierto retorno de la actividad

  1. Algunos bares están  «funcionando» en polígonos industriales  https://www.diariodemallorca.es/mallorca/2020/04/23/bares-restaurantes-mallorca-piden-abrir/1504624.html
  2. El Ministerio de Turismo ha encargado al ICTE donde están nuestras patronales Hostelería de España y CEHAT la redacción de la GUÍA PARA LA REAPERTURA. https://otea.es/otea-participa-en-len-el-grupo-de-trabajo-nacional-para-la-creacion-de-la-guia-para-al-reapertura-del-sector-turistico/
  3. Asociaciones de hostelería, gobiernos autonómicos, etc  https://www.diariosur.es/sociedad/vuelta-restaurantes-20200420210805-nt.html

Se ha consultado a restaurantes y comedores de residencias  para tener  un criterio más fundamentado y documentado. Básicamente,  queremos complementar  lo que se está valorando o estudiando oficialmente con dos propuestas que podrían minimizar el riesgo sanitario y optimizar el empleo:

  1. Organizar el  «comedor» del restaurante por turnos. Esta entrada sería escalonada por estos motivos:
    1. Se  aumenta el espacio disponible para disponer separación de seguridad protocolaria.
    2. Se puede disponer de un espacio saneado y adaptar los turnos ( dos o tres) a la capacidad y  afluencia de la clientela.
    3. Los clientes se sentarán en las mesas que favorezcan la seguridad sanitaria
    4. Se optimiza el empleo y  el trabajo productivo del restaurante
  2. Reservar el turno y elegir el  menú previamente. Con el objetivo de:
    1. Organizar los turnos y las comidas
    2. Gestionar razonablemente el tiempo según sea un turno o dos.
    3. Disponer, en función del número de turnos, de un tiempo suficiente para comer y tomar «el café».

Otras cuestiones a tener en cuenta:

  1. Empezar por grupos pequeños : máximo cuatro personas. a ser posible que convivan  o trabajen juntos. Para poder aislar cualquier rebrote, en una primera fase que podría durar un mes, si el criterio de los expertos lo establece.
  2. A ser posible sería conveniente que el establecimiento disponga de una entrada y una salida diferentes para evitar el contacto social, al menos en una primera fase.
  3. El resto de medidas para minimizar el riesgo de infección consideramos que los expertos ya las están perfilando
 
Respecto al uso de las terrazas,  con el fin de de optimizar su uso y para que no haya pérdidas, se pueden tomar estas medias durante un periodo de transición temporal:
  • Realizar turnos (1/2- 3/4 hora) desde la ocho de la mañana hasta las diez-doce de la noche, 
  • Reservar mesa o esperar un turno dosificado.
  • Transitoriamente las ordenanzas municipales, si es técnicamente posible, ampliarían el espacio de forma razonable.
De esta forma habrá bastantes terrazas podrán tener ganancias y el ciudadano distribuir su tiempo de ocio de forma ordenada.
 

Playas

Tomando como referencia una playa que permite cierta organización como es la playa de San Lorenzo, se tendría en cuenta: 

  1. Preparar solo dos entradas de control Escaleras 4 y 6 y dos salidas (escaleras 13 y 15)
  2. Turnos fáciles de recordar  8-10-12-14, etc
  3. Cada turno entra cuando la playa queda vacía y se reparte por los tramos de escaleras. Por ejemplo, los primeros 200  que en un turno (u otra cifra a calcular) irán hacia la zona del Piles  (para evitar aglomeraciones) Saldrían par la escalera 15. Con criterios semejantes se van organizando el resto de subgrupos. por reparto proporcional a los metros cuadrados de playa disponible según las zonas 
  4. Para hacer los cálculos se tendrán en cuenta las mareas  y lo playa disponible según los distintos turnos
  5. Socorristas, Cruz Roja, voluntarios facilitaran a los bañistas los protocolos y normas.
  6. El turno se dará con un día o dos de antelación vía Internet o telefónicamente. Quedan varios temas a matizar: control de las personas que acudan  por reserva y las veces que se puede pedir, protocolos de prevención y precaución, ¿se descalzan al entrar ala playa y guarda los el calzado en una bolsa?  etc, etc.
La playa Las Catedrales de Lugo tiene  cierta experiencia, aunque no es del todo transferible