Intolerancias Alimentarias

Fuentes:

https://www.infooders.com/es

http://www.nutricion.org/publicaciones/pdf/intolerancia_alimentos_SCN2006.pdf

http://www.aesan.msssi.gob.es/AECOSAN/web/para_el_consumidor/ampliacion/alergias.shtml

http://www.edu.xunta.gal/centros/ceipcurroscelanova/system/files/ALERXIAS%20E%20INTOLERANCIAS.pdf

https://www.aaaai.org/Aaaai/media/MediaLibrary/PDF%20Documents/Spanish/EL-food-allergies-vs-intolerance-patient-spanish.pdf

http://www.elika.eus/datos/articulos/Archivo913/art%C3%ADculo%20alergias%20sep.pdf

La intolerancia alimentaria es la incapacidad de consumir ciertos alimentos o nutrientes sin sufrir efectos adversos sobre la salud. Afecta a cada persona de forma diferente.
La intolerancia alimentaria son prescritas por un endocrinólogo, nutricionista..  .

Diferencias entre alergia e intolerancia alimentaria
La alergia a alimentos provoca una respuesta del sistema inmune, activando la
Inmunoglobulina E (IgE); y la intolerancia no.

Alergia a los alimentos lgE:  un componente del alimento desencadena una reacción inmediata con manifestaciones clínicas explícitas como, diarrea, edemas, urticari, eczema, asma o anafilaxia. Su detección en el laboratorio se realiza determinando los niveles en el suero de IgE específica de los alimentos que se sospecha puedan desencadenar la reacción.

Intolerancia alimentaria del tipo lgG: es más complicado de detectar y sus síntomas  no son agudos en una primera fase y por eso puede que volvamos a ingerir los alimentos que nos perjudican dando lugar a trastornos.

Tipos de tests de intolerancias alimentarias (no oficiales)

En los últimos años no paran de proliferar los tests que dicen detectar intolerancias alimentarias. Muchos de estos tests analizan hasta unos 600 alimentos. Los podéis encontrar de diversos tipos:

Tests de intolerancias alimentarias basados en pruebas de ADN

Estos tests suelen comercializarse en diversas webs. Te envían a casa un kit para extraerte una muestra de saliva. A continuación, se envía por correo a unos laboratorios para que determinen los alimentos que te provocan intolerancias alimentarias.

Tests de intolerancias alimentarias basados en un análisis de sangre

El más conocido de todos, es el test Alcat. Estos tests de intolerancias alimentarias analizan la citotoxicidad alimentaria mediante un análisis de sangre, es decir, se analiza la reacción celular frente a diversos alimentos (suelen analizarse entre unos 100 y 200 alimentos).

Nota: La Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEIAC) considera que no existe suficiente evidencia científica como para avalar este tipo de tests. En un reportaje publicado en el diario la Razón, los médicos explican que sólo dos intolerancias alimentarias cuentan con base científica para diagnosticarse médicamente: las pruebas médicas de intolerancia a la lactosa y las pruebas de diagnóstico de celiaquía.

 

Alimentos que pueden contener lactosa:

Introducción: La intolerancia a la lactosa significa que no hay suficiente enzima (lactasa) en el intestino delgado para romper toda la lactosa consumida. La lactosa digerida parcialmente o no digerida pasará al intestino grueso y es allí que es descompuesta por las bacterias del intestino grueso, generando las sustancias de desecho Hidrógeno (H2), Anhídrido carbónico (CO2), Metano (CH4) y ácidos grasos de cadena corta que provocan todos sus síntomas: dolores, hinchazón abdominal, diarrea, etc. También es conocida como deficiencia de disacaridasa, deficiencia de lactasa o intolerancia a la leche.

· Leche vaca, cabra, oveja, yégua, etc (mamíferos).
· Leche humana.
· Leche en polvo.
· Leche evaporada.
· Leche condensada.
· Batidos de leche.
· Mantequilla.
· Nata.
· Nata líquida.
· Yogur.
· Queso fresco.
· Queso fermentado o curado.
· Crema de leche.
· Cuajada.
· Postres lácteos.
· Flanes.
· Natillas.
· Arroz con leche.
· Mousse.
· Helados.
· Salsa bechamel.
· Chocolate con leche.

 

Ingredientes y aditivos.

· Lactosa.
· Monohidrato de lactosa.
· Azúcar de la leche.
· Sólidos lácteos.
· Lactitol -E966- (1).
· Suero, suero de leche o suero lácteo (1).
· Grasas de la leche.

Fuente: http://lactosa.org/vivir-sin-lactosa/el-semaforo/

 

Normativa:

La lactosa es considerada una sustancia causante de intolerancias alimentarias según el Anexo II del Reglamento 1169/2011, del 25 de octubre 2011, sobre información alimentaria facilitada al consumidor. Es por este motivo que es obligatorio citarla si un alimento la contiene y se debe hacer de forma destacada (mayor tamaño, negrita, mayúscula…).

A diferencia del gluten, donde en el Reglamento (UE) nº 828/2014 de la Comisión de 30 de junio de 2014, relativo a la ausencia o la presencia reducida de gluten en los alimentos por la que se regula la cantidad de gluten para poder utilizar las menciones “sin gluten” (20ppm) y “muy bajo en gluten” (100ppm), para la lactosa, explica Oriol Sans, presidente fundador de Adilac, no existe una normativa unificada ni en Europa ni a nivel mundial. Cada país ha regulado el contenido en lactosa para poder utilizar la mención “sin lactosa”.

Fuente: https://www.infooders.com/es