Intolerancias Químicas

Existe una amplia documentación de las páginas web de las asociaciones citadas.

 

BIOMEDICINA Y SALUD: Ciencias clínicas    27 julio 2017 12:44

Un estudio relaciona la exposición a compuestos químicos con el riesgo de síndrome metabólico

Fuente:  http://www.agenciasinc.es/Noticias/Un-estudio-relaciona-la-exposicion-a-compuestos-quimicos-con-el-riesgo-de-sindrome-metabolico

 

 

La exposición a la enorme variedad actual de productos químicos en la vida cotidiana puede provocar en algunas personas la aparición de sensibilidad química múltiple,   una nueva afectación difícil de diagnosticar y que no tiene tratamiento específico. Quienes padecen esta afectación ven reducida notablemente su calidad de vida: sufren de dolores de cabeza, picores en los ojos y la boca, cansancio general o problemas cognitivos en presencia de uno o varios agentes químicos

2008  Fuente http://elpais.com/diario/2008/02/05/salud/1202166001_850215.html

El síndrome de sensibilidad química múltiple puede iniciarse por la exposición a un solo producto químico en el medio ambiente, principalmente un insecticida organofosforado o un disolvente orgánico.

Una vez iniciada la reacción a este desencadenante primario, la persona también puede enfermar por la exposición a desencadenantes secundarios, como productos de limpieza doméstica (lejía, salfumán), perfumes, desodorantes, pinturas y barnices. Este síndrome no es una alergia, porque no hay mediadores inmunológicos.

Cuáles son los mecanismos para que sustancias químicamente tan diferentes produzcan idénticos resultados? No está nada claro. Hay quien postula que la respuesta multisistémica desencadenada por un agente químico se debe a las interconexiones entre el nervio olfativo y el sistema límbico cerebral, una zona muy vulnerable a la sensibilización, según Jordi Obiols, técnico superior de prevención del Centro Nacional de Condiciones de Trabajo, que ha realizado una nota técnica sobre este síndrome.

El diagnóstico es clínico y se realiza con el cuestionario QEESI. La sintomatología es muy amplia y afecta a varios órganos; los síntomas se repiten con cada exposición y se reproducen con dosis muy bajas. Los agentes químicos no están relacionados entre sí y los síntomas mejoran y desaparecen al cesar la exposición. Las estimaciones sobre cuántas personas pueden verse afectadas son dispares. En Estados Unidos hay autores que indican una prevalencia del 1%, mientras que otros la elevan al 10%, explica Jordi Obiols.