Coronavirus: desempleo. Poner en valor la agricultura

En estos tiempos difíciles para todos debería rescatarse  la agricultura como actividad estratégica y potenciadora  de  recursos naturales y  de la vida rural atractiva a través de la producción alimentaria sostenible. En consecuencia  debería ser un objetivo prioritario y  fundamental como elemento de inserción laboral, salud y calidad de vida.
Sería importante realizar en abril las primeras labores para no perder una oportunidad  de subsanar parcialmente una  hipotética crisis de paro y alimentaria.
1. Propuesta básica a la Administración
                           2. Solución equilibrada
3. Sostenibilidad en el medio rural periurbano

«..vimos cómo se cerraron fronteras y cada uno miraba a ver si tenía comida, a ver si no había desabastecimiento…» https://www.lavozdeasturias.es/noticia/asturias/2020/04/30/sobrabamos-vemos-necesario-asturias-dependa-llega-fuera/00031588246470326352834.htm

1. Propuesta básica a la Administración (23 de marzo)

Desde el 23 de marzo, hemos comunicado  a distintas Administraciones nuestra preocupación por el campo asturiano ya que las fértiles tierras del norte de España se están desaprovechando para el autoabestecimiento  y la obtención de recursos de alimentación de proximidad.

Potenciar el campo y la agricultura a pequeña escala para garantizar producciones útiles en tiempos difíciles se podría considerar como una medida estratégica de emergencia. Otro objetivo  sería poner en marcha en Asturias futuras industrias agroalimentarias sostenibles que generen actividad económica y hagan viable una salida alternativa al posible desempleo que podría venir por la crisis.

Dado que la actual pandemia podría conducir a un escenario de grave crisis económica, social y alimentaria durante varios años, la Fundación Científica Manuel González quiere sugerir a la Administración y a la sociedad civil  asturiana iniciativas  para poner en valor  la riqueza del campo asturiano, impulsando  acciones de valor estratégico como   minifundios sostenibles y  cooperativas agrarias, con dos objetivos: crear empleo y paliar la posible crisis de abastecimiento alimentario.

En la zona rural  ha quedado cercenado o abandonado el uso de huertos y campos para el autoconsumo, la soberanía alimentaria, las relaciones sociales basadas en el apoyo mutuo, la participación en los mercados tradicionales, etc.

Los mercados semanales tradicionales de Asturias  que ofrecían productos  de la huerta cultivados como antaño, difíciles de conseguir en una superficie comercial, han quedado bloqueados por el confinamiento general decretado. Es hora de rescatarlos y potenciarlos ya que sería una grave falta de previsión estratégica alimentaria dejar  yermas a las fértiles huertas asturianas.

El cierre de fronteras y los periodos de confinamiento, pueden amenazar la seguridad alimentaria, por eso en el marco de una hipotética crisis social y alimentaria, la administración local y autonómica  debería impulsar institucionalmente  medidas urgentes, del tipo:

  1.  Sostener el mercado tradicional de productos familiares. Poniendo sus excedentes en una plataforma para poder distribuirlos a domicilio con las precauciones sanitarias vigentes. Además: Consolidar en estos tiempos, con las medidas adecuadas, este marcado como algo  a preservar propio de la cultura popular asturiana.
  2. Promocionar  o motivar institucionalmente  la distribución local de emprendedores de productos alimentarios y  establecer un nuevo compromiso con los pequeños productores.
  3. Implementar o desarrollar la agricultura a pequeña escala y el minifundio  de economía agraria familiar sostenible que permita, en tiempos de fuerte crisis, recuperar y promover el  huerto familiar (preferentemente respetuoso con el entorno y el medio ambiente) y llegado el caso, si la economía del país se resquebrajase gravemente,  promover  las pequeñas granjas camperas de gallinas  y conejos por su rápido crecimiento y aprovechamiento en carne y  huevos. Siempre estamos hablando de un escenario  de una hipotética crisis social y alimentaria que habría que prevenir antes de que sea demasiado tarde. 

Todo ello precisa promulgar institucionalmente medidas para que se impulsen actuaciones excepcionales mientras dure la crisis económica, social y alimentaria.

Esto significa el desarrollo de una legislación  a favor  de los excedentes y de las pequeñas producciones locales, con una regulación más laxa que permita la distribución de las producciones y un acceso del  consumidor más fluida

2. Solución equilibrada

Fuente: https://www.efeagro.com/   19 de abril

El cierre de muchos mercados locales para evitar la propagación del coronavirus obliga a pensar en una “solución equilibrada” para no depender tanto de las grandes cadenas ni dificultar la venta de productos frescos de proximidad, según la relatora especial de la ONU Hilal Elver.

“Deberíamos encontrar una solución equilibrada. Depender de las grandes cadenas de supermercados puede no ser siempre la forma correcta de resolver el acceso a la alimentación. Los alimentos locales para los residentes locales son la opción más conveniente, sana y ambientalmente sostenible, además de una manera de apoyar la economía local”, recalca.
Según Elver, los gobiernos nacionales y locales deberían apoyar a los pequeños productores, procesadores y mercados locales con subsidios y rebajas fiscales, otorgándoles protección frente a los grandes actores de la cadena que, con su músculo logístico y financiero, “controlan el mercado entero y la estructura de precios”.
El posible colapso de los mercados pequeños debido a la globalización centró precisamente el último informe que presentó en marzo ante el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas.
La relatora también apela a la responsabilidad individual: “En muchos lugares del mundo, los mercados de productos frescos locales y de proximidad están desapareciendo porque los consumidores prefieren alimentos baratos y comprar todo en un solo sitio de forma fácil y más rápida”, apunta.
Muestra su preocupación por el aumento del consumo de comida “basura”, “peligrosa para la salud, pero desafortunadamente disponible y más barata en todas partes”.
Los ultraprocesados de alto contenido en sal, azúcar y grasas, que compiten con las frutas y verduras frescas, han terminado convirtiéndose a su juicio en la “opción preferida de muchas familias de bajos ingresos”

3. Sostenibilidad en el medio rural periurbano

Fuente: http://habitat.aq.upm.es/eacc/a-conclucasos.html

La concepción de la sostenibilidad en su triple vertiente ambiental, sociocultural y económica ofrece un marco de reflexión adecuado de cara al establecimiento de objetivos para las intervenciones en el medio urbano territorial, así como para la posterior evaluación y la monitorización de las medidas puestas en marcha para alcanzarlos.

Considerando que el objetivo global a alcanzar en este ámbito es reducir la huella ecológica de las implantaciones urbanas y mantener tanto la biocapacidad del territorio como las cualidades de su medio natural y rural, sin dejar de incrementar la calidad de vida en el ámbito, los objetivos generales para cada una de las dimensiones consideradas pueden formularse en los siguientes términos:

  • Sostenibilidad ambiental: mantener la biocapacidad del territorio y minorar el impacto sobre el medio ambiente y el paisaje global y local de las actividades que se desarrollen en él, favoreciendo las que contribuyan a la restauración de los ciclos naturales.
  • Sostenibilidad sociocultural: incrementar la calidad de vida en términos de salud, de confort y de bienestar y cohesión social.
  • Sostenibilidad económica: mayorar social y ambientalmente los recursos económicos locales y fomentar el desarrollo económico asociado a los recursos humanos, energéticos y materiales locales.

Para dar lugar a prácticas operativas, estos objetivos generales requieren a su vez de una traducción a la escala sectorial de que se trate en cada caso, entre las muchas posibles dentro del ámbito urbano-territorial. El ejercicio que se presenta a continuación constituye de algún modo un esfuerzo de identificación de los sectores clave en relación con el medio rural en general y su aplicación al entorno periurbano en particular. El esfuerzo se ha centrado en identificar aquellos aspectos específicos que tienen una relación más directa con las intervenciones en el medio rural periurbano.

1 Objetivos socioculturales
  • Calidad de vida y salud.
    • Favorecer estilos de vida saludables.
    • Revertir la tendencia al sobreconsumo de carne y de proteínas.
    • Fomentar la calidad y la seguridad alimentarias.
  • Inclusión social.
    • Proteger y reforzar las comunidades rurales.
    • Crear espacios periurbanos más seguros.
    • Fomentar la creación de puestos de trabajo rurales entre los sectores sociales con riesgo de exclusión social.
  • Comunidad / empoderamiento.
    • Fortalecer el rol de la ciudadanía (empoderar) en el desarrollo económico (sector de voluntariado, participativo…)
  • Concertación institucional.
    • Fomentar la coordinación entre los departamentos institucionales con impacto territorial (urbanismo, agricultura, transporte).
    • Buscar la coherencia entre las decisiones de planificación y los objetivos de desarrollo sostenible.
    • Garantizar la efectividad entre el marco legal e instrumental.
  • Educación y formación en el medio rural.
    • Incrementar la excelencia en formación relacionada con el desarrollo de la actividad agrícola sostenible.
    • Mejorar la capacitación profesional del sector agrícola.
    • Sensibilizar y educar sobre los posibles efectos ambientales (positivos o negativos ) de las prácticas ( sistemas ) de producción agrícola (condiciones del medio natural, biodiversidad, paisaje, agua, suelo, disminución de contaminación, etc).
  • Identidad.
    • Mejorar la autoestima y la valoración del sector productivo agrícola y del papel en la sociedad del medio rural.
    • Mantener la identidad local preservando y fomentando los valores culturales y patrimoniales locales.
  • Patrimonio.
    • Mantener y fomentar la valorización del paisaje local.
    • Mantener e incrementar el atractivo de los pueblos rurales y de los entornos rurales de las ciudades.
    • Recuperar pueblos y edificaciones rurales abandonadas.
    • Conservar y poner en valor el patrimonio histórico-artístico.
2 Objetivos económicos
  • Inserción territorial.
    • Invertir el proceso de inmigración campo-ciudad.
    • Mejorar la imagen de la región en base a las características locales.
    • Incrementar la competitividad regional mediante el aprovechamiento de las oportunidades agrícolas locales.
    • Incrementar las oportunidades de desarrollo económico del sector agrícola mediante la colaboración intra e interregional.
    • Crear un buen clima para la inversión y generar un espacio más atractivo para el establecimiento y el desarrollo de la actividad agroempresarial.
  • Desarrollo de la economía rural.
    • Apoyar y mantener la economía rural.
    • Generar atractivo para el establecimiento de profesionales o conglomerados (clusters) ligados al desarrollo de actividades agrícolas en el ámbito periurbano.
    • Optimizar el beneficio económico de la actividad agrícola mediante la minimización de los costes ambientales de la misma.
  • Circuitos de comercialización.
    • Favorecer la formación de clusters (de investigación, producción, distribución) relacionados con la actividad agrícola en las zonas periurbanas.
    • Favorecer la creación de un mercado local de consumo de productos agrícolas ecológicos.
    • Reducir el número de intermediarios en el mercado agrícola entre la fase de producción y la de consumo.
    • Fomentar el consumo y reducir el precio de los productos agrícolas ecológicos.
  • Diversificación económica
    • Diversificar las actividades profesionales y formativas en el medio rural.
    • Fomentar la diversidad de usos compatibles en el medio rural: paisaje, cultura, turismo, formación, educación, ocio, captación de energías renovables, etc.
    • Incrementar la oferta de ocio y turismo sostenible.
    • Fomentar un sector de servicios competitivo, asociado al ciclo de producción agrícola.
  • Fomento del empleo rural.
    • Crear puestos de trabajo locales ligados al sector agrícola.
    • Fomentar la incorporación de los jóvenes a la actividad agrícola.
    • Mejorar las oportunidades y reducir las disparidades de acceso al empleo.
    • Reducir la jornada de trabajo rural.
    • Incrementar los ingresos y salarios dentro del sector agrícola.
  • Innovación y aplicación de las nuevas tecnologías.
    • Incrementar la inversión en nuevas tecnologías en el medio rural.
    • Desarrollar el uso de las tecnologías de información y comunicación como apoyo a las actividades en el medio rural.
    • Promover prácticas de producción agrícola innovadoras y más respetuosas con el medio ambiente.
3 Objetivos ambientales
  • Agricultura ecológica.
    • Fomentar la agricultura ecológica, generando tendencias de transformación de las actividades agrícolas hacia criterios ecológicos.
    • Fomentar las buenas prácticas ecológicas entre los jóvenes agricultores.
    • Incorporar medidas agroambientales.
    • Fomentar un uso más sostenible de los terrenos agrícolas periurbanos.
    • Fomentar el cultivo y preservación de variedades locales.
  • Preservación del suelo.
    • Reducir los procesos de fragmentación y cuarteamiento del territorio.
    • Fomentar la creación de cinturones y cuñas verdes.
    • Contener y evitar los procesos de dispersión urbana.
    • Incorporar los usos agrícolas a las operaciones urbanísticas de remate y ‘cosido’ de bordes urbanos.
    • Evitar la ocupación urbana de tierras fértiles.
    • Reducir los procesos de artificialización del suelo.
    • Evitar la creación de periferias urbanas desarticuladas (falta de identidad y vitalidad de los espacios interbloques sobredimensionados o infrautilizados).
    • Adecuar a las condiciones locales y de uso el abanico de escalas de las explotaciones agrícolas (superficies óptimas de huertos urbanos de ocio y productivos y umbrales mínimos y máximos de las parcelas de explotación).
  • Multifuncionalidad de los suelos rurales.
    • Maximizar la multifuncionalidad de los suelos rurales (explotaciones que favorezcan la simultaneidad de usos ganaderos, agrícolas, ecológicos y paisajísticos).
    • Minimizar la monofuncionalidad de los pastos, fomentando su doble función ecológica y productiva.
    • Favorecer la diversidad de usos en los bordes periurbanos y rururbanos.
  • Biodiversidad y medio natural
    • Mantener, promover e incrementar la biodiversidad, restituir los ciclos ecológicos en las áreas urbanas y periurbanas.
    • Proteger y reforzar los hábitats y especies prioritarias (a corto y a largo plazo) en los bordes urbanos.
    • Fomentar la conservación y la utilización de especies autóctonas.
    • Fortalecer la calidad ambiental en el entorno urbano.
    • Mantener y reforzar la cobertura arbórea.
    • Proteger /reforzar los elementos /sistemas naturales relictos (heredados).
    • Mantener la función ecológica y productiva de los pastos.
  • Recursos y ecosistemas hídricos.
    • Mantener y mejorar la calidad del agua.
    • Mantener la salud de las cuencas hidrográficas locales.
    • Evitar el agotamiento y los daños a los cursos de agua en los entornos periurbanos.
    • Mantener el volumen y la calidad de las aguas subterráneas en los entornos urbanos.
    • Reducir los riesgos de inundación, protegiendo las llanuras de inundación y las riberas de los procesos de desarrollo urbano.
    • Minimizar el consumo de agua asociado a las explotaciones agrícolas y ganaderas.
  • Ahorro y eficiencia energética.
    • Hacer un uso eficiente de la energía y favorecer el uso de energías renovables en el medio rural.
    • Fomentar la diversificación, la descentralización y la autonomía energética en el medio rural.
    • Reducir o minimizar en la producción agrícola los insumos (pesticidas, fertilizantes) basados en combustibles fósiles o intensivos en energía añadida.
    • Fomentar las especies autóctonas, los fertilizantes y plaguicidas orgánicos, el reciclaje de residuos orgánicos y las labores intensivas en mano de obra.
    • Reducir el contenido energético de los productos agrícolas.
    • Fomentar el uso eficiente de los vehículos y la maquinaria en el medio rural (tamaños, velocidad, combustible).
    • Fomentar la adecuación bioclimática de las edificaciones e instalaciones agrícolas.
  • Gestión de los residuos.
    • Fomentar el cierre de ciclos y procesos en el medio rural, mediante la reutilización y el reciclaje.
    • Incrementar la reutilización de los residuos orgánicos locales, priorizando los usos locales urbanos y periurbanos.
    • Incrementar la reducción, la reutilización y el reciclaje de residuos asociados a los procesos agrícolas.
  • Reducción de la emisión de gases de efecto invernadero.
    • Mejorar la calidad del aire y la integridad atmosférica en el medio urbano.
    • Reducir las emisiones de GEI asociados a los ciclos productivos agroganaderos en los entornos periurbanos.
    • Contemplar medidas de adaptación del medio rural al cambio climático.
  • Movilidad sostenible.
    • Fomentar la cultura de proximidad: satisfacción local de las necesidades locales.
    • Reducir en el ámbito las necesidades generales de desplazamientos asociadas con la producción y el consumo de productos agrícolas y ganaderos, mejorando la accesibilidad a bienes y productos.
    • Minimizar las distancias recorridas por los productos agrícolas desde la explotación hasta el lugar de consumo.
    • Hacer uso eficiente de las infraestructuras de movilidad existentes.
    • Fomentar el acceso peatonal y en bicicleta a los entornos periurbanos y rururbanos.
    • Facilitar el transporte público a los ámbitos periurbanos.